Fukuoka trip! Part one.

El Golden Week son una sucesión de días festivos que aprovechan todos los japoneses para viajar, relajarse, volver al pueblo o irse a jugar al golf. Este año han sido 7 días festivos separados en 27, 28 y 29 de abril y 3, 4, 5 y 6 de mayo.
Aprovechando que mi tía y yo, casualmente, teníamos algunos asuntos que hacer en Fukuoka, cogimos el coche y nos fuimos el 3 de mayo para Fukuoka, pasando por Tosu, donde hay un outlet parecido al de la Roca Village o las Rozas Village.


Salimos a las 7:45 de la mañana. Habíamos quedado con unas amigas del trabajo de mi tía sobre las 8:30. A pocos kilómetros de casa me acuerdo que había que coger un documento personal, que por si a caso me lo pedían para hacer unos trámites... Damos la vuelta y para casa otra vez... En esas que avisamos que llegaríamos tarde, así que quedamos en el área de servicio de Omura (大村), que estaba a medio camino para ambos convoys. Bendito área de servicio! Tienen el mejor pan de melón del mundo! Estaba recién hecho (lo vendían como tal), crujía en su capa superior y su interior era esponjoso... no había probado nunca uno tan bueno.


Al parecer, si te haces una foto con tu pareja de la mano bajo este corazón, da suerte en el futuro... yo, como no tenía a mi pareja cerca, hice un poco el gili... 


Antes de llegar al outlet, paramos en una panadería muy famosa del lugar. Yo de lo que me doy cuenta, es que los sabores en japón son de otra categoría. Cómo puede estar todo tan bueno, les suelo preguntar a familiares y amigos. La respuesta que me dan es, que si no lo hicieran así de rico, la empresa habría cerrado hace tiempo. Y es que al parecer todo necesita el doble de esfuerzo para triunfar aquí, porque la competencia es muy grande y el paladar de los japoneses muy fino.
Los sandwiches y tartas estaban buenísimos! No es que no te lo esperes, porque la pinta ya dice mucho del producto, pero no defraudó en sabor tampoco.





Una vez comidos, ya nos fuimos al outlet. No hay fotos del lugar, preferí comprar tranquilo y dejar la cámara en el coche. Allí habían marcas para dar y vender, de las cuales me gustaron y entré en Cole Haan, Nike, Bape pirate store, Adidas, Edwin, Lacoste, Reebok y en alguna más que ahora no recuerdo. Di muchas vueltas para al final comprarme las Roshe Run, unas zapas que perseguía hace mucho tiempo. Estuve a punto de comprarme unas Reebok Aztec Flex Racer, pero al final no! 


Llegamos a Fukuoka, y dejamos aparcado el coche buscando el aparcamiento más barato posible. A diferencia que en España, en Japón no se puede dejar el coche estacionado en la calle, siempre es en párking. Así que si vas a pagar sí o sí, buscas el más barato!




Continuará!

2 comentarios:

  1. Kekiii ahora sí!!!

    Ese look Gangam Style!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yeah! Lo malo del fotógrafo es q pocas veces puede salir! ;D

      Eliminar