Kabashima y Nomozaki




A la vuelta de correos, he decidido seguir una carretera que no sabía a dónde iba. En unos 20 minutos me he plantado en Kabashima, un pequeño pueblo costero muy tranquilo. Es el pueblo en el que mi padre querría pasar sus últimos años en una casita con vistas al mar. A la vuelta me he parado al lado del mar para fotografiar un torii pequeñito saliendo de Nomozaki.
Es un día lluvioso y hace algo de frío. Nada que ver con los días anteriores con tanto sol y un calor primaveral. Quizá tenga que ver con mi estado de ánimo algo triste.


Pequeño torii en Kabashima.


Torii saliendo de Nomozaki.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada