Momo de paseito

Hace un par de días fue nuestro primer paseo con Momo. Se porta muy bien y no pega tirones. Sólo los pega al arrancar, que patalea rápido y es muy mona. Lo huele todo, y de una manera obsesiva diría... Tanto que se le pegan hojitas y cosas en la nariz. Esta vez ha sido gracioso porque se le ha pegado un pétalo de flor de cerezo, y tenía esta carita :3

Se que soy muy pesado y empalagoso con la perrita... pero nunca he tenido perros pequeños. De toda la vida hemos tenido Huskys y algún que otro perro, pero siempre grandes. Es como si tuvieras a un cachorro, que es cuando son más monos, pero que no crece. 




El manto de pétalos de cerezo es una cosa bellísima.


Y aquí mi abuela y Momo de paseo. Los cerezos lucen espectaculares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada