Obras y Ran

Llevo algo más de dos semanas en Japón y me han pasado muchas cosas, así que iré poniendo algunos posts de cosas que ya han pasado.

El despertador

Ayer mismo empezaron las obras en casa para quitar unos escalones de la entrada.
Las obras al igual que en España, empiezan pronto (8:00 AM). El sonido de los taladros y martillo percutor son un despertador sin igual...
La razón de las obras es para facilitar la entrada a personas mayores.
Parece ser que el cemento era más duro de lo normal.

Lo que sí me sorprendió fue ver venir al camión hormigonera. No es ni mucho menos una obra de tales envergaduras como para que sea necesario un camión de estos... lo lógico hubiera sido una hormigonera. 

Camión  hormigonera

Currante


Recibimos una llamada y para la hora de comer iban a venir la hermana de mi abuela, su hija , el hijo de ésta y también el pincher que tienen de mascota.
Cuando hay un animal, todo gira entorno a él. 
Qué bicho! Tiene apenas un añito y no para quieta. Sólo para cuando está comiendo o se duerme... Fui a pasearla porque parecía que quería salir a hacer sus necesidades, pero no. Quería volver y estar con su mami, es una mimosa y una mimada. 
Tatchan se gradúa de la universidad en breve y venía a probarse el kimono del abuelo. Para la ceremonia de graduación quiere ir tradicional, y me parece genial.


Tatchan y Ran

Kayoko san y Ran

Tomiko obachan y Ran esperando su recompensa

Para comer nos trajeron obento. Hay que ver la variedad de cosas que vienen. 
Podríamos compararlo con un plato combinado, ya que trae de todo en un plato(?), lo que cambia es que en el caso del obento es para llevar. Es muy típico comprarlo en la estación y comerlo en el tren en trayectos largos. 


Bento



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada